4 así no dirá mi enemigo: «Lo he vencido»;así mi adversario no se alegrará de mi caída.