Salmos 31:2

2 Inclina a mí tu oído,y acude pronto a socorrerme.Sé tú mi roca protectora,la fortaleza de mi salvación.