Al director musical. De David, el siervo del SEÑOR.

1 Dice el pecador:«Ser impío lo llevo en el corazón».aNo hay temor de Diosdelante de sus ojos.