23 Que se les nublen los ojos, para que no vean;y que sus fuerzas flaqueen para siempre.