16 Porque donde hay envidias y rivalidades, también hay confusión y toda clase de acciones malvadas.