19 Porque de buena gana tolerĂ¡is los necios, siendo vosotros sabios: