13 Porque si loqueamos, es para Dios; y si estamos en seso, es para vosotros.