15 Ahora estarán abiertos mis ojos, y atentos mis oídos, á la oración en este lugar: