4 Entonces el rey y todo el pueblo sacrificaron víctimas delante de Jehová.