2 El corazón del sabio está á su mano derecha; mas el corazón del necio á su mano izquierda.