64 Toda la congregaciĆ³n, unida como un solo hombre, era de cuarenta y dos mil trescientos y sesenta,