28 Tomaron sus ovejas y vacas y sus asnos, y lo que habĂ­a en la ciudad y en el campo,