25 Escogiendo antes ser afligido con el pueblo de Dios, que gozar de comodidades temporales de pecado.