24 Mas ├ęste, por cuanto permanece para siempre, tiene un sacerdocio inmutable: