4 Porque si efectivamente hiciereis esta palabra, los reyes que en lugar de David se sientan sobre su trono, entrarĂ¡n montados en carros y en caballos por las puertas de esta casa, ellos, y sus criados, y su pueblo.