8 (2-9) Los que guardan las vanidades ilusorias, Su misericordia abandonan.