3 Ciertamente contra mí volvió y revolvió su mano todo el día.