8 Entonces Jesús les dijo: Ni yo os digo con qué potestad hago estas cosas.