8 Y los que eran dos, serán hechos una carne: así que no son más dos, sino una carne.