52 Porque aun no habían considerado lo de los panes, por cuanto estaban ofuscados sus corazones.