1 EL que ama la corrección ama la sabiduría: Mas el que aborrece la reprensión, es ignorante.