10 El justo atiende á la vida de su bestia: Mas las entrañas de los impíos son crueles.