9 Los necios se mofan del pecado: Mas entre los rectos hay favor.