14 El corazón entendido busca la sabiduría: Mas la boca de los necios pace necedad.