17 El camino de los rectos es apartarse del mal: Su alma guarda el que guarda su camino.