21 Porque el bebedor y el comilón empobrecerán: Y el sueño hará vestir vestidos rotos