5 El hombre sabio es fuerte; Y de pujante vigor el hombre docto.