7 Alzar las piernas del cojo. Así es el proverbio en la boca del necio.