97 MEM. ¡Cuánto amo yo tu ley! Todo el día es ella mi meditación.