26 Porque persiguieron al que tú heriste; Y cuentan del dolor de los que tú llagaste.