14 En una nada habrĂ­a yo derribado sus enemigos, Y vuelto mi mano sobre sus adversarios.