4 Para la herencia incorruptible, y que no puede contaminarse, ni marchitarse, conservada en los cielos,