30 Y cubrió de oro el solado de la casa, adentro y afuera.