7 Porque nada hemos traĆ­do a este mundo, y sin duda nada podremos sacar.