16 y reconciliando a ambos con Dios por el madero en un mismo cuerpo, matando en ella las enemistades.