22 y si se fuere extendiendo por la piel, entonces el sacerdote lo darĂ¡ por inmundo: es llaga.