26 Y le envió a su casa, diciendo: No entres en la aldea, ni lo digas a nadie en la aldea.