14 Porque tus siervos amaron sus piedras, y del polvo de ella tuvieron compasión.