5 Padre de huérfanos y defensor de viudas, es Dios en la morada de su santuario;