61 Tanto María Magdalena como la otra María estaban sentadas frente a la tumba y observaban.