14 Y como ellos llegaron al gentío, vino á él un hombre hincándosele de rodillas,