10 Entonces el rey dijo: Cualquiera que te hable, tráemelo, y no te molestará más.