28 Absalón residió dos años completos en Jerusalén sin ver el rostro del rey.