6 Mas los indignos, todos ellos serán arrojados como espinos, porque no pueden ser tomados con la mano;