18 Levántate, alza al muchacho y sostenlo con tu mano; porque yo haré de él una gran nación.