31 Vio el SEÑOR que Lea era aborrecida, y le concedió hijos; pero Raquel era estéril.