23 Mas el jefe de los coperos no se acordó de José, sino que se olvidó de él.