23 ¡Oh, si mis palabras se escribieran, si se grabaran en un libro!