18 Juntos reposan los prisioneros; no oyen la voz del capataz.