19 He aquí, mi vientre es como vino sin respiradero, está a punto de reventar como odres nuevos.